CIRUGÍA REFRACTIVA
 
PROBLEMAS REFRACTIVOS

La cirugía refractiva tiene como objetivo eliminar o reducir los defectos de refracción tales como la miopía, hipermetropía y astigmatismo, con el fin de que el paciente  obtenga una agudeza visual óptima sin necesidad de gafas o lentes de contacto.

 

Las técnicas de cirugía refractiva se encuentran en continuo desarrollo, y así las técnicas quirúrgicas que existen en la actualidad se pueden clasificar en dos categorías principales: corneales o queratorefractivas (incisiones corneales, ablación con láser excimer, implantes intraestromales…) e intraoculares (lentes fáquicas, lensectomias refractivas, cirugía de catarata con implante lentes monofocales, tóricas, multifocales, acomodativas…). Cada una de estas técnicas presenta ventajas y desventajas, por lo que cada pada paciente debe ser individualizado, con el fin de proporcionarle no sólo una buena agudeza visual, sino también una óptima calidad visual.

 

Las técnicas que se utilizan principalmente en cirugía refractiva son las denominadas LASIK y PRK. La técnica PRK consiste en realizar un tratamiento con láser directamente sobre la superficie de la córnea habiendo realizado previamente un desbridamiento de su epitelio. Para realizar la técnica LASIK, antes de aplicar el láser, debemos practicar un pequeño corte denominado “flap corneal”.

 

¿Qué es lo que nos impulsa a operar un “paciente sano”? La respuesta está en la seguridad que actualmente ofrece la cirugía refractiva, que permite a los pacientes seleccionados que cumplen los requisitos e indicaciones para cada técnica, mejorar su calidad de vida.

 

En el Instituto Oftalmológico Clínicas Rincón la cirugía refractiva la sustentamos en  tres fundamentos: Seguridad, Precisión y Calidad. Por ello, damos mucha importancia a la entrevista preoperatoria, donde siempre preguntaremos las razones y expectativas que cada paciente tiene puestas en su futura cirugía, asegurándonos que entiende tanto la técnica como los riesgos y complicaciones de la misma.

 

De igual forma, se realizará un tratamiento personalizado e individualizado, utilizando toda la tecnología disponible en nuestro equipo de láser excímer (Wavefront Optimized®, F-CAT…); así como un seguimiento postoperatorio cercano, atendiendo tanto la evolución como a las sensaciones e inquietudes de nuestros pacientes.

 

Por sólo 580 euros por ojo, en Clínicas Rincón te damos la oportunidad de olvidar para siempre tus gafas o lentillas mediante la última tecnología y a través de una intervención rápida y muy sencilla. Además te ofrecemos la posibilidad de una cómoda financiación. 

 


Uno de los problemas oculares más comunes es el de refracción, que se produce cuando el ojo no es capaz de proporcionar una buena imagen por un problema óptico. Por ello, es importante saber cómo se corrigen y qué se debe hacer en cada caso concreto.

• MIOPÍA:
El ojo miope ve claramente los objetos cercanos pero aprecia con dificultad los lejanos.

• HIPERMETROPÍA:
Los hipermétropes tienen una percepción borrosa de los objetos en especial de cerca.

ASTIGMATISMO:
Una persona con astigmatismo percibe una visión deformada de las cosas, tanto de lejos como de cerca. Suele estar asociado a la miopía o hipermetropía.

• PRESBICIA:
Más conocida como vista cansada. Se empieza a desarrollar cuando el mecanismo de enfoque del ojo comienza a perder efectividad, sobre todo al intentar enfocar objetos situados a una distancia de unos 35 cm.

Hasta hace pocos años, la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo solo podían corregirse utilizando gafas o lentes de contacto. Sin embargo, a través de la cirugía refractiva podemos tratar cualquier defecto de forma eficaz y segura.

SOLUCIONES REFRACTIVAS

Los problemas refractivos se manifiestan de manera diferente y requieren un tratamiento personalizado. Si se trata con la solución idónea para cada caso, el éxito está garantizado y la recuperación del paciente es inmediata.

En el Instituto Oftalmológico, tratamos con toda fiabilidad cada una de las soluciones en cirugía refractiva. Nuestros oftalmólogos, estudian de manera minuciosa el ojo de cada paciente, haciendo un diagnóstico de múltiples factores, para derivar su tratamiento a la intervención exacta a la que debe someterse.

• LASIK, PRK:
Permiten la corrección de los defectos refractivos a través de la acción del LASER EXCIMER sobre la superficie de la córnea.

• LENTES INTRAOCULARES:
En los casos en los que la córnea no puede ser intervenida con láser excimer. Lentes ICL.


PARA NO ESPERAR

Ha llegado el momento de tener tiempo para disfrutar y también para cuidarse más. Con el paso de los años, las revisiones oculares cada vez cobran más importancia. Es un periodo en el que la posibilidad de desarrollar nuevas enfermedades visuales aumentan considerablemente y casi sin previo aviso.

Éstas son algunas de las patologías oculares que suelen desarrollarse a partir de los 50 años de edad. Todas y cada una de ellas, diagnosticadas a tiempo, tienen solución eficaz y segura.

• Degeneración Macular:
Provoca una pérdida de la visión central, especialmente la visión de detalle, donde se centra todo lo que miramos.•

• Glaucoma:
Grave enfermedad provocada, normalmente, por un aumento de la tensión ocular.

• Retinopatía Diabética:
Afección de la retina causada por la diabetes.• Cataratas: Es la pérdida de la transparencia del cristalino, cuya función es cambiar el enfoque en objetos lejanos y cercanos.